¿Cómo se hace una auditoría energética?

Dentro de la directiva  2012/27/UE  se aprobó en España con fecha 13 de febrero de 2016  el Real Decreto 56/2016 de eficiencia energética que aporta la obligación de impulsar y desarrollar actuaciones con el objetivo que en 2020 aumente en un 20% la eficiencia Energética.
 
Este Real Decreto afecta a empresas, independientemente del sector de actividad, de al menos 250 personas o más de 50 millones de euros y un balance general que exceda de 43 millones de euros. La auditoría debe cubrir al menos el 85% del consumo total del conjunto de instalaciones, y posteriormente realizarlo cada cuatro años a partir de le fecha de la 1ª auditoria energética.
 
GreenFlex integra estas limitaciones jurídicas de manera rigurosa en sus auditorías energéticas. Se preocupa por permitir que las empresas inicien una verdadera política de energía aportando resultados concretos y las acompaña en la consecución de sus objetivos de reducción de su factura energética y de su huella ecológica.
 

Las auditorías energéticas GreenFlex: 5 etapas distintas que siguen un proceso riguroso  

1. Recopilación de datos

La recopilación de datos del lugar es realizada por los pilotos de energía GreenFlex. Vinculan los equipos a los datos del lugar: superficies, planos, usos de la energía, horarios y parámetros de funcionamiento.

2. Actuación en el terreno

Con las herramientas de medición precisas, los pilotos de energía GreenFlex evalúan el estado y el consumo energético de los equipos y las instalaciones. En un contexto de intercambios con el personal de operaciones actual, obtienen datos adicionales sobre el estado del lugar.

3. Análisis de datos

El análisis de los datos medidos in situ y aquellos recogidos anteriormente se lleva a cabo gracias a las herramientas de estudio de datos del rendimiento. Los profesionales de GreenFlex establecen de esta manera un barómetro preciso del consumo energético del lugar y construyen un plan de acción.

4. Redacción de un informe

A continuación se redacta un informe sobre las posibles fuentes de economías energéticas del emplazamiento, su funcionamiento y su balance energético. Los expertos de GreenFlex elaboran un plan de acción en dos grandes ejes: mejora y cambio. El plan de mejora reagrupa las acciones de coste bajo o nulo. El plan de cambio implica inversiones en fases por oportunidades. De esta forma se fomenta que la empresa prosiga con sus esfuerzos por ganar competitividad y mejorar su huella energética.

5. Entrega del informe

A continuación un piloto de energía de GreenFlex entrega el informe a la empresa. Se entrega de manera detallada. Aparte de su aspecto normativo, estas auditorías energéticas son indispensables para la empresa. No solamente permiten ahorrar financiera y energéticamente, sino que también controlan mejor los usos de estos equipos. Sirven de base para un proceso de gestión adecuada de la empresa y de reducción de gastos.
 
Por este motivo, GreenFlex ofrece a sus clientes soluciones de gestión de la energía.
 
Este servicio permite a la empresa comenzar una reducción importante de sus costes energéticos, reducir su emisión de carbono y poder gozar de la certificación ISO 50001. Con el fin de medir diariamente su consumo de energía, la empresa disfruta también de una plataforma web de aplicaciones especializada con acceso a las mediciones de su consumo. Se implementa un sistema de alarma in situ para rastrear las posibles desviaciones del consumo.